+34 911 283 724 info@dentalinnovation.net
0 elementos

Alrededor de 40.000 españoles realizan másteres, carreras universitarias o cursos de posgrado en el extranjero,

Son datos oficiales del Ministerio de Educación.

Los principales destinos son Reino Unido, Alemania, Estados Unidos y Francia.

Según el Círculo de Formación, casi 9 de cada 10 jóvenes españoles estarían dispuestos a desarrollar su carrera profesional fuera de España.

Y más o menos el 65 por ciento está pensando en cursar un máster más allá de las fronteras españolas.

La tendencia va a más: estudiar en el extranjero ya es una de las primeras alternativas de los universitarios españoles.

Si contamos los estudiantes de Enseñanzas Medias, los jóvenes españoles en el extranjero son unos 120.000.

 

Brasil: un destino universitario al alza

Brasil recibe cada año 100.000 estudiantes procedentes del extranjero.

Según Times Higher Education Latin America University Rankings, 43 de sus universidades figuran entre las 130 mejores de Sudamérica.

En la actualidad, 5.000 estudiantes e investigadores brasileños vienen a España cada año y 1.000 españoles cruzan el océano Atlántico para recalar en Brasil.

A día de hoy, Brasil es la octava potencia económica mundial, por encima de Reino Unido y Francia, y siguiendo los pasos de China, Estados Unidos, India, Japón, Alemania, Rusia e Indonesia.

Es la primera potencia de América Latina y la segunda del continente americano.

Ventajas de viajar para formarse

  1. Abre la mente a nuevos escenarios vitales e incrementa la capacidad cognitiva
  2. Conocer nuevas formas de pensar y adentrarse en otras culturas aumenta la tolerancia y el respeto por el otro y lo desconocido
  3. Hace disminuir o erradicar los prejuicios y los estereotipos sobre las diferencias culturales y las costumbres de otras sociedades
  4. Se multiplican las relaciones interpersonales al tiempo que aumentan las habilidades sociales individuales
  5. Las personas que estudian en el extranjero se hacen más autónomas e independientes
  6. Al tomar las riendas de tu vida privada se eliminan los miedos existenciales al salir de la zona de confort familiar
  7. Se acelera el proceso de maduración y autoconocimiento
  8. Se valora de modo más ponderado la cultura propia
  9. Estar fuera del hogar te hace más sensible, asertivo y empático con las opiniones y puntos de vista ajenos
  10. Estudiar en el extranjero fomenta el pensamiento crítico y la capacidad de diálogo y consenso
  11. Aprendes in situ nuevos idiomas
  12. Mejoras tu currículum vitae en instituciones internacionales de prestigio
  13. Amplías tus redes de contacto académicas y profesionales
  14. Consigues más salidas laborales y la posibilidad de trabajar en cualquier lugar del mundo
  15. Te transformas en un ciudadano cosmopolita abierto a todos los futuros posibles

Como dejara dicho el poeta, matemático y astrónomo persa Omar Khayyam, “la vida es un viaje y quien viaja vive dos veces.”

Viajes iniciáticos

En todos los tiempos y en todas las culturas existen mitos acerca de los viajes.

Viajes en sentido real y metafórico, ir de un lugar a otro, tanto hacia las afueras como a los adentros del alma.

Muchos de los viajes iniciáticos están cargados de una fuerte simbología cultural.

Suelen ser ritos de paso trascendentales en las vidas de las persona, sobre todo de la juventud a la edad adulta.

Los héroes aprenden en el viaje quienes son y cuál es su misión en la vida.

De alguna manera, estudiar en el extranjero es un rito de paso especial: salir del hogar familiar para lanzarse a la aventura de valerse por uno mismo y aprender de la vida sin ayudas externas.

El filósofo griego y padre del método científico Arstóteles aseguraba que “la aventura vale la pena.”

Un viaje iniciático bien planteado, con objetivos de estudio serios y específicos, trae consigo beneficios inmediatos:

  • Maduración personal y social
  • Expansión de la conciencia
  • Travesía plagada de aventuras diversas
  • Aumento de la confianza en uno mismo
  • Aprendizaje práctico para perseverar en la conquista de las metas propuestas

Ulises y Don Quijote de la Mancha son dos ilustres personajes de ficción que emprendieron sus particulares viajes iniciáticos por motivos personales muy diferentes.

En cualquier caso, ambos necesitaban realizarse como seres trascendentes y morales.

El viaje fue su vida: la formación permanente de nuestros días.

El aprendizaje nunca termina del todo.

Consejos para antes de irte al extranjero

Estás a un paso de tomar la decisión más importante de tu vida: marcharte a estudiar al extranjero.

Pero aún tienes muchas dudas.

Y miedos, por qué no decirlo.

Estás obligado a pensar en muchas cosas y la cabeza te da vuelta y más vueltas.

Párate, respira hondo y simplifica.

¿En qué debes pensar?

  • En la cultura, idioma, costumbres, gastronomía y sistemas de alojamiento del país de destino
  • En abrirte una cuenta bancaria global para no tener problemas ni sorpresas desagradables con tus tarjetas de crédito y/o débito
  • En contratar un seguro médico universal y eficiente para recibir, en caso de enfermedad o accidente, asistencia sanitaria de calidad
  • En sopesar las posibilidades de acceder a becas o ayudas públicas o privadas
  • En tener tu pasaporte en regla
  • ¿Irte en solitario o con otros conocidos o amigos?
  • Has de elegir un posgrado, máster o título universitario homologable en tus país de origen

Especialidades odontológicas

Lo mejor es que escojas opciones que incluyan residencia clínica.

Las especialidades más solicitadas a escala internacional son:

  • Implantología general
  • Regeneración de tejidos
  • Estética dental
  • Cirugía oral avanzada
  • Cirugía bucal y maxilofacial
  • Implantes zigomáticos

¿No sabes qué elegir?

Tranquilo, la inspiración vendrá a ti cuando menos la esperes.

Piensa como el escritor y logico-matemático Lewis Carroll, el cual afirmaba que “si no sabes a dónde vas, cualquier camino te llevará allí.”

Pues eso, que disfrutes de tu estancia de estudios en el extranjero.

El destino te está esperando.

Ve con todo y regresarás con mucho más.

Viajar, aprender y formarse tienen idéntico objetivo: vivir la vida más y mejor.

Más intensamente.

Y con mejores perspectivas de futuro.

 

Ver versión en inglés

X