+34 911 283 724 info@dentalinnovation.net

La regeneración ósea

La regeneración ósea es un procedimiento que busca restaurar problemas de insuficiencia ósea. El caso más habitual en el que se realiza el procedimiento de regeneración ósea es en la preparación de la zona en la que se va a insertar un implante.

Los implantes dentales son un tratamiento eficaz para recuperar la función de la boca, pero, al igual que las raíces dentales naturales, los implantes deben anclarse en el maxilar y estar rodeados de hueso. No obstante, no en todos los casos en los que es necesario realizar tratamientos con implantes osteointegrados cuentan con la cantidad y la calidad de hueso necesarias para ello.

Por esta razón, existen diversas técnicas para conseguir que el hueso cumpla con estas características. De estas técnicas, destaca la Regeneración Ósea Guiada por su gran desarrollo en la última década.

Esta técnica se basa en los principios que se han ido desarrollando a partir de técnicas de regeneración tisular guiada, que comenzaron a practicarse en la década de los ochenta y que han ido evolucionando hasta incluir el plasma rico en factores de crecimiento, nuevos materiales de injerto y técnicas de barrera cada vez más eficaces.

Todo esto ha hecho que la técnica de Regeneración Ósea Guiada sea la que más se aplica hoy en día en la mayoría de los casos en los que es necesario aplicar regeneración ósea periimplantaria.

regeneración ósea dental innovation

La Regeneración Ósea Guiada

La técnica que se utiliza actualmente para los procesos de regeneración ósea se basa en el principio de exclusión celular y en la incorporación de los materiales necesarios para conseguir el crecimiento óseo en la zona que queremos regenerar. Para ello, es necesario preparar previamente el área quirúrgica con los componentes locales de estabilidad mecánica y vascular que permitan realizar con éxito los tratamientos de Regeneración Ósea Guiada.

En base a esto, se describen tres apartados necesarios para poder llevar a cabo esta técnica:

  1. Preparación del área de trabajo

En este apartado se consideran tres factores locales:

  • Vascularización adecuada
  • Mantenimiento del espacio que se va a regenerar
  • Prevención de las complicaciones de origen local
  1. Exclusión celular

Se basa en el uso de membranas oclusivas al paso de las células adaptadas y estables en el área del defecto que se desea cubrir.

Las membranas que se utilicen en las técnicas de regeneración deben cumplir los siguientes requisitos:

  • Evitar la penetración celular a través de la membrana
  • Presentar rugosidad que sirva de matriz para la proliferación de células óseas
  • Tener capacidad oclusiva para aislar el defecto óseo
  • Presentar un alto grado de biocompatibilidad
  • Proporcionar un manejo clínico sencillo

Deben utilizarse principalmente dos tipos de membranas:

  • Membranas no reabsorbibles
  • Membranas reabsorbibles
  1. Incorporación del material de regeneración

La regeneración ósea se basa en los tres vértices de todo proceso regenerativo, que son los siguientes:

  1. Osteogénesis

Para que se produzca, es necesaria la presencia de células óseas. Por esta razón se diferencian dos tipos de aporte:

  • Aporte primario: las células residuales presentes en los márgenes del área a regenerar
  • Aporte exógeno: las células procedentes del propio paciente
  1. Osteoinducción

Para que se produzca, es necesaria la presencia de moléculas reguladoras del metabolismo óseo.

  1. Osteoconducción

Para que se produzca, es necesario que esté presente una trama que haga de “andamiaje” para dirigir la formación del tejido óseo. El material requerido para esta función es bastante variable: desde el hueso autógeno hasta las nuevas superficies de los implantes.

Indicaciones de la Regeneración Ósea Guiada en Implantología

Las indicaciones de Regeneración Ósea Guiada en Implantología tienen dos objetivos principales:

  • Reparación de defectos óseos:
    • Dehiscencias
    • Tratamiento de periimplantitis
    • Defectos postextracción
  • Creación de tejido óseo en zonas no osificadas previamente:
    • Injertos de seno maxilar
    • Injertos onlay maxilares o mandibulares

Otras situaciones en las que realizar injerto de hueso

El injerto de hueso no solo se utiliza para preparar la inserción de un implante. Otras situaciones en las que se puede realizar un injerto de hueso son las siguientes:

  • Salvar un diente

En casos en los que un diente tiene un agujero en el hueso que lo soporta o se ha producido pérdida ósea en el punto en el que se bifurca la raíz de un diente, normalmente debido a una enfermedad periodontal.

  • Aumento de cresta estético

Este procedimiento es igual al aumento de cresta con el fin de poner un implante, pero su función es distinta. Tiene un objetivo principalmente estético y se utiliza por ejemplo en pacientes con puentes dentales, ya que con el paso del tiempo los pacientes con puentes experimentan pérdida ósea bajo el diente que falta, lo que deja un hueco que resulta bastante antiestético.

Fuentes:

Antolín, A.B., (2009) Técnicas quirúrgicas avanzadas para la regeneración ósea en Implantología, Gaceta Dental

Greenberg, J.M., Bone Regeneration, Central Penn Periodontics

Foto de Portada de: Stimmelmayr M, Guth JF, Schlee M, Beuer F. Vertical ridge augmentation using the modified shell technique-a case report (2014)

 

X